2a. Calle 24-00 zona 15, Vista Hermosa II, Edificio Domani, Oficina 801.

(502) 2369-2020

Criar Comedores Conscientes ¿Por qué?

Criar Comedores Conscientes ¿Por qué?

  • marzo 19, 2019

El significado que le damos a la comida, tiene raíces muy profundas que llegan hasta nuestros primeros contactos con ella y, todo lo que sin recordarlo, vimos de bebés y luego de niños.  Eso no abarca solo la comida, sino la forma de comerla, prepararla, guardarla, elegirla, e incluso, usarla para aliviar el aburrimiento, la tristeza, o para festejar.  A final de todo ese recorrido, si además sumamos las normas aprendidas, la información recibida y las experiencias personales, llegamos a tener hábitos y un sin fin de comportamientos no conscientes que caracterizan nuestra forma de comer y la relación física y emocional que tenemos con la comida.  El resultado final puede ser muy exitoso, muy desastroso, y un montón de formas y colores que van entre esos dos extremos.

La comida puede ser, y debería ser, muy placentera; comer es un acto humano y natural que sostiene nuestra vida.  Sin embargo, eso no es lo que realmente sucede.  La comida puede ser muy problemática en nuestro medio, puede ir de la escasez al exceso y del abuso a la restricción extrema; puede significar salud y enfermedad, felicidad y tristeza, amor y odio, premio y castigo, paz y ansiedad… al final, nos hace reír y llorar, gozar y sufrir.  Sufrir por un acto humano y natural…

Cuando somos adultos, pude ser muy difícil cambiar hábitos.  El cambio de hábitos efectivo requiere esfuerzo, tiempo, energía y muchas veces necesitamos llegar a trabajar hasta esas raíces que forman parte de nuestra relación con la comida.  Pensando en el futuro de nuestros hijos, ¿no sería mejor que evitáramos eso desde un inicio? ¿Cómo logramos criar a los niños sin problemas relacionados con su alimentación y que tengan hábitos saludables sin afectar nuestra relación con ellos?  Porque, es un hecho que la relación de madres e hijos se ve afectada cuando los hijos no comen como quisiéramos.  Pero, los hábitos no cambian con llamadas de atención, es necesario atender además de la comida, el ambiente y el ejemplo en el que los niños están formando sus hábitos.

El Taller Criando Comedores Conscientes tiene como objetivo que las mamás podamos crear un ambiente y un estilo de alimentar a nuestros hijos que les permita crecer con una relación sana con la comida; con un significado que se manifieste en hábitos positivo para la salud y un manejo de emociones efectivo y no asociado a la comida, sino a formas más congruentes de responder a las emociones.  Así logramos un mundo en casa en el que toda la comida tiene una función, un momento y un lugar.  Y aparte, logramos un ambiente con mucho menos ansiedad y discusiones en torno a la alimentación.  Al final, el beneficio es tanto para los niños, como para las mamás.

El Taller Criando Comedores Conscientes está dividido en 4 sesiones de trabajo que pueden hacerse en grupo o individualmente.  En cada sesión se abordan temas que van desde la planificación de menús hasta el manejo de emociones.  Trabajamos sesiones prácticas con ejercicios para las mamás y la forma cómo se trasladan a los niños de diferentes edades.  Incluye instrucciones y materiales muy prácticos para implementar la alimentación consciente en casa.

Vale la pena!

Después de la Lactancia Materna, un regalo para toda la vida.

Comparte

El significado que le damos a la comida, tiene raíces muy profundas que llegan hasta nuestros primeros contactos con ella y, todo lo que sin recordarlo, vimos de bebés y luego de niños.  Eso no abarca solo la comida, sino la forma de comerla, prepararla, guardarla, elegirla, e incluso, usarla para aliviar el aburrimiento, la tristeza, o para festejar.  A final de todo ese recorrido, si además sumamos las normas aprendidas, la información recibida y las experiencias personales, llegamos a tener hábitos y un sin fin de comportamientos no conscientes que caracterizan nuestra forma de comer y la relación física y emocional que tenemos con la comida.  El resultado final puede ser muy exitoso, muy desastroso, y un montón de formas y colores que van entre esos dos extremos.

La comida puede ser, y debería ser, muy placentera; comer es un acto humano y natural que sostiene nuestra vida.  Sin embargo, eso no es lo que realmente sucede.  La comida puede ser muy problemática en nuestro medio, puede ir de la escasez al exceso y del abuso a la restricción extrema; puede significar salud y enfermedad, felicidad y tristeza, amor y odio, premio y castigo, paz y ansiedad… al final, nos hace reír y llorar, gozar y sufrir.  Sufrir por un acto humano y natural…

Cuando somos adultos, pude ser muy difícil cambiar hábitos.  El cambio de hábitos efectivo requiere esfuerzo, tiempo, energía y muchas veces necesitamos llegar a trabajar hasta esas raíces que forman parte de nuestra relación con la comida.  Pensando en el futuro de nuestros hijos, ¿no sería mejor que evitáramos eso desde un inicio? ¿Cómo logramos criar a los niños sin problemas relacionados con su alimentación y que tengan hábitos saludables sin afectar nuestra relación con ellos?  Porque, es un hecho que la relación de madres e hijos se ve afectada cuando los hijos no comen como quisiéramos.  Pero, los hábitos no cambian con llamadas de atención, es necesario atender además de la comida, el ambiente y el ejemplo en el que los niños están formando sus hábitos.

El Taller Criando Comedores Conscientes tiene como objetivo que las mamás podamos crear un ambiente y un estilo de alimentar a nuestros hijos que les permita crecer con una relación sana con la comida; con un significado que se manifieste en hábitos positivo para la salud y un manejo de emociones efectivo y no asociado a la comida, sino a formas más congruentes de responder a las emociones.  Así logramos un mundo en casa en el que toda la comida tiene una función, un momento y un lugar.  Y aparte, logramos un ambiente con mucho menos ansiedad y discusiones en torno a la alimentación.  Al final, el beneficio es tanto para los niños, como para las mamás.

El Taller Criando Comedores Conscientes está dividido en 4 sesiones de trabajo que pueden hacerse en grupo o individualmente.  En cada sesión se abordan temas que van desde la planificación de menús hasta el manejo de emociones.  Trabajamos sesiones prácticas con ejercicios para las mamás y la forma cómo se trasladan a los niños de diferentes edades.  Incluye instrucciones y materiales muy prácticos para implementar la alimentación consciente en casa.

Vale la pena!

Después de la Lactancia Materna, un regalo para toda la vida.

Comparte

ESCRIBE TU COMENTARIO

  1. Responder

    Me gustaría asistir a este taller.

      • Clarita Briz
      • junio 24, 2019
      Responder

      Con gusto Yenifer, ya le reservé un espacio. Nos vemos el miércoles.

  2. Responder

    Me gustaria asistir al curso.

  3. Responder

    Estoy interesada en participar

      • Clarita Briz
      • junio 22, 2019
      Responder

      Con mucho gusto Katty, ya le reservé un espacio. Le enviaré un recordatorio el lunes.

  4. Responder

    Hola Clarita,
    Va tener taller o terapia individual? Me gustaría ir a cualquiera
    De las dos.

      • Clarita Briz
      • mayo 14, 2019
      Responder

      Andrea, buenas noches. El taller lo puede hacer en grupo o individual. Incluso hacerlo en línea por video. Hay un grupo que inicia el 4 de junio; le haré llegar la información a su correo electrónico.
      Quedo a las órdenes!
      Feliz noche.

    • Lorena cifuentes
    • abril 14, 2019
    Responder

    Me gustaría información sobre el taller y horarios. Trabajo en horario completo por lo q de haber opción en grupo en horario flexible o de forma individual me gustaría saber la diferencia en precio. Gracias!

      • Clarita Briz
      • mayo 14, 2019
      Responder

      Lorena, buenas noches!
      Este taller lo puede hacer también de forma individual, lo importante es que aprenda y practique. Lo que se pierde es el aprendizaje de grupo que siempre es muy muy valioso….
      Também lo puede hacer individual y en línea (nos conectamos en video). Ya lo he hecho con mamás en otros países y funciona bien! solo nos ponemos de acuerdo y yo le mando el material por mail.
      Cuénteme si hay se anima a que encontremos una opción. Feliz noche!